vivacidad pura








apuesta el tiempo y sus accidentes

vislumbramos no a la vida eterna sino a la vivacidad pura

es la percepción instantánea de todos los tiempos en uno solo, de todas las vidas en un instante. 
No nos libra de la muerte pero nos hace verle la cara. 

Somos el teatro del abrazo de los opuestos y de su disolución, resueltos en una sola nota que no es de afirmación ni de negación sino de aceptación. 
¿Qué ve la pareja, en el espacio de un parpadeo? La identidad de la aparición y la desaparición, la verdad del cuerpo y del no-cuerpo, la visión de la presencia que se disuelve en un esplendor: vivacidad pura, latido del tiempo.




Octavio Paz        La llama doble

balbucir y balbucir






pero el deseo es también incluso él un nombre
que recubre la ignorancia y cuando de pronto
siento la inmensa onda alzarme
es como en esa lejana tarde
lo que siento no lo sé decir
porque harían falta palabras que no son tales
así que tanteo vacilo balbuceo
quizá toda mi vida acaso he intentado
balbucear así levanto la mano

y es un infinito de manos que se levantan
como si un gesto único me llegara
a través del tiempo para perseguirse aquí
la mano se levanta tendida hacia la luz
hace señas mas no hay nada ahí que ver
es a la vez lo ínfimo lo inconcebible

algo como el retrazo de un sueño

que persiste en ti no puedes saber

si ves si simplemente imaginas

recuerdas en cambio está ahí se eleva

es el desierto y es cada grano de arena






- Jacques Ancet. la quemadura

utopio


Faber Franco










Mi cuerpo es lo contrario de una utopía, 
lo que nunca está bajo otro cielo, es el lugar del absoluto, 
el pequeño fragmento de espacio con el cual, en sentido estricto, yo me corporizo.

Mi cuerpo, topía despiadada. ¿Y si, por fortuna, yo viviera con él en una suerte de familiaridad gastada, como en una sombra, como con esas cosas de todos los días que finalmente he dejado de ver y que la vida pasó a segundo plano, como esas chimeneas, esos techos que se amontonan cada tarde ante mi ventana?


Pero mi cuerpo, a decir verdad, no se deja someter con tanta facilidad. Después de todo el mismo tiene sus recursos propios de lo fantástico; también él posee lugares sin lugar y lugares más profundos, más obstinados todavía que el alma, que la tumba, que el encanto de los magos. Tiene sus bodegas y sus desvanes, tiene sus estadías oscuras, sus playas luminosas. 


Cuerpo incomprensible, cuerpo penetrable y opaco, cuerpo abierto y cerrado: cuerpo utópico.  
Ese mismo cuerpo que es tan visible, es retirado, es captado por una suerte de invisibilidad de la que jamás puedo separarlo.


El cuerpo, fantasma que no aparece sino en el espejismo de los espejos, y, todavía, de una manera fragmentaria.

Todas esas utopías por las cuales esquivaba mi cuerpo, simplemente tenían su modelo y su punto primero de aplicación, tenían su lugar de origen en mi propio cuerpo.


Acaso habría que alcanzar la misma carne, y entonces se vería que en algunos casos, en su punto límite, es el propio cuerpo el que vuelve contra sí su poder utópico y hace entrar todo el espacio de lo religioso y lo sagrado, todo el espacio del otro mundo, todo el espacio del contra-mundo, en el interior mismo del espacio que le está reservado. Entonces, el cuerpo, en su materialidad, en su carne, sería como el producto de sus propias fantasias. Después de todo, ¿acaso el cuerpo del bailarín no es justamente un cuerpo dilatado según todo un espacio que le es interior y exterior a la vez? 


Mi cuerpo, de hecho, está siempre en otra parte, está ligado a todas las otras partes del mundo, y a decir verdad está en otra parte que en el mundo. 


Después de todo, los niños tardan mucho tiempo en saber que tienen un cuerpo. Durante meses, durante más de un año, no tienen más que un cuerpo disperso, miembros, cavidades, orificios, y todo esto no se organiza, todo esto no se corporiza literalmente sino en la imagen del espejo. De una manera más extraña todavía, los griegos de Homero no tenían una palabra para designar la unidad del cuerpo. Por paradójico que sea, delante de Troya, bajo los muros defendidos por Héctor y sus compañeros, no había cuerpo, había brazos alzados, había pechos valerosos, había piernas ágiles, había cascos brillantes por encima de las cabezas: no había un cuerpo. La palabra griega que significa cuerpo no aparece en Homero sino para designar el cadáver. Es ese cadáver, por consiguiente, es el cadáver y es el espejo quienes nos enseñan que tenemos un cuerpo, que ese cuerpo tiene una forma, que esa forma tiene un contorno, que en ese contorno hay un espesor, un peso; en una palabra, que el cuerpo ocupa un lugar. 
Es gracias a ellos, es gracias al espejo y al cadáver por lo que nuestro cuerpo no es lisa y llana utopía. 
Si se piensa que el espejo y el cadáver están ellos mismos en una invencible otra parte, entonces se descubre que sólo unas utopías pueden encerrar sobre ellas mismas y ocultar un instante la utopía profunda y soberana de nuestro cuerpo. 


También el amor, como el espejo y como la muerte, apacigua la utopía de tu cuerpo, la hace callar, la calma y la encierra como en una caja, la clausura y la sella. Por eso es un pariente tan próximo de la ilusión del espejo y de la amenaza de la muerte.  


En el amor, el cuerpo está aquí.





MICHEL FOUCAULT conferencia “El cuerpo utópico”, de 1966


Noir comme l'ange















Noir comme l'ange : ( with NIEMAND )

A video by Bats and Swallows / florian Gerbaud

NIEMAND

Coronación de SesostriS ij





Coronacion de Sesostris
según la serie homónima de Cy Twombly
y música de Christophe Guiraud: fosses a oiseaux
danza Daniel Franco (llamados "abrecaminos" upuaut)


http://tellemake.blogspot.com.es/
http://fossesaoiseaux.blogspot.com.es/





Eros Weaver of Myth
Eros Sweet and Bitter
Eros Bringer of Pain




de nuevo arrastra, desconcertante,
hace desmayo de los miembros,
dulce animal amargo al que resistirse es inútil.
(Safo)















When they leave, 
Do you think they hesitate, 
Turn and make a farewell sign, 
Some gesture of regret? 
When they leave, 
the music is loudest, 
the sun high, 
and you, dizzy with wine 
befuddled with well-being, 
sink into your body 
as though it were real, 
as if yours to keep. 
You neither see their going, 
nor hear their 
silence
(Patricia Waters)















Cuando se van, ¿Crees
que dudan, que van a dar
 
media vuelta, a hacer una señal
de despedida o algún gesto de arrepentimiento?
Cuando se van, la música es más fuerte, el sol
en alto, y
 tú, ebrio, aturdido por tanto bienestar,
zozobras en tu cuerpo como si fuera
real, como si
 te perteneciera permanentemente. No,
ni
 tampoco les ves partir, ni oyes su silencio. 





















aparezco sobre mi camino
es el que ve con su cara quien provoca que algo entre en mí
bienvenido tú que conoces tu lugar ¿quién ha hecho esto por ti?
resiste resiste oh renacuajo oh varas sondeadoras
que nació antes de que el ruido existiera 
que nació antes de q la rivalidad existiera 
que nació antes de que el tumulto existiera
y tu paso de luz es extenso ¡ajá!



















¿El que está tras las pestañas, le sirve? 
¿Le está bien en su forma de pájaro? 
árbol que está al lado del árbol NeFeR 
de cuya cara, el que pasa cerca de él se atemoriza.
(“Textos de las pirámides”)














 Volviendo al egipcio nfr, según Faulkner , significa «de apariencia, bello, hermoso» y «de condición, feliz, bueno, bien», sin olvidar su condición matemática de «cero; nfr n “no”, “no hay”» y «nfr w nivel del suelo, base».







coronación de Sesostris





 -Baltar, cortar.-cortar el árbol
 -Tronzar.-cortar el tronco en trozos
 -Fender.-hendir longitudinalmente el tronco

 -Moldiar.-desbastar el tronco con el hacha, dándole cierta forma
 -Aponer.-dar forma con el hacha a una madreña aislada
 -Azuelar.-rebajar la forma de la madreña con la zuela
 -Petiar.-abrir el hueco de la boca con la zuela
 -Gurbiar.-rebajar el interior con la gurbia, dando forma al talón

 -Taladrar.-ahuecar la casa de la madreña
 -Llegrar.-rebajar y limpiar el interior y la casa de la
 -Rayer.-acuchillar el exterior de la madreña, con el raseru

 -Cepillar.-acuchillar el exterior de la madreña con el cepillo
 -Esbocar.-arreglar y reparar la boca de la madreña

 -Pintar.-hacer la talla o dibujos
 -Afumar.-ahumar la madreña para dar color y protegerla
 -Nidiar.-frotar la superficie de la madreña para dejarla lisa






a Julio Marín y Meceles Medio capita de cebolla y agradecimiento:
"tuti les astri del chelo se tiñeron de escarlati"



y a Adonais Ángel  perspectiva de silencio




autorretrato en espejo convexo v







Esta hora del día anodina, indefinible
es el secreto del lugar en que sucede
y ya no podemos retornar a esas declaraciones
diversas, enfrentadas, que se acumulan, lapsos
de la memoria en testigos principales. Todo
lo que sabemos es que hemos llegado un poco pronto,

Nuestro tiempo queda velado, comprometido
por el deseo de durar del retrato. insinúa
nuestro deseo, que buscamos mantener oculto.

cuando la explosión es tan lograda, tan pulcra.
¿tiene algún sentido admitir la existencia
de todo eso?

El hoy no tiene márgenes , el suceso llega
encajado en sus bordes, comparte la misma sustancia
que ellos. “Jugar” es otra cosa;

Parece un universo muy hostil
pero, como en el principio de cada cosa individual
es también hostil y existe a expensas del resto,

demasiado próxima
para ignorarla, demasiado lejana
para que podamos intervenir? Esta alteridad, este
“no ser nosotros” es todo lo que podemos
por mucho que nadie sepa decir como ocurrió.

devueltas a tu persona porque ya no valen nada.
Pero somos de tal modo animales de costumbres
que sus implicaciones nos envuelven aun, en permanence,
enturbiando las cosas.

silban mientras avanzan hacia el comienzo de la gran caída
en lo sucedido. este pasado
está aquí ahora: el rostro











georg muche





autorretrato en espejo convexo iv











Este viento trae lo que ignora, llega
autopropulsado, ciego, sin noción alguna
de sí mismo. Es una inercia que una vez
reconocida socava toda actividad, secreta o pública

pulso normal, respiración normal. Al ser una metáfora
hecha para incluirnos, somos parte de ella
y podemos vivir dentro de ella como de hecho vivimos
aunque sabemos que nunca podrá ser aleatorio
que nuestras mentes queden desnudas para interrogar
sino que habrá de ocurrir con un orden que no supone amenaza
para nadie – en el modo normal en que se hacen las cosas,

me devuelve tu rostro: el instante

ajustarse a un lugar significa “morir”

pero es cierto
que lo bello solamente se muestra en relación a una vida
específica, experimentada o no, encauzada hacia una forma

hoy se abate la luz con el mismo entusiasmo
que conocí en otro sitio y comprendí el motivo
de su sentido aparente, de que otros sintieran
hace años lo mismo. me empeño en consultar
este espejo que ya no es mi espejo
busacndo la porción de fresco vacio
que ahora me corresponde. Y el jarrón siempre está lleno
porque solo queda ese espacio preciso
y lo acoge todo. La muestra
que uno ve no debe ser tomada
como tal, sino como todo
lo que quepa imaginar fuera del tiempo – no como un gesto
sino como todo en estado refinado, asimilable.
Pero ¿adónde nos lleva este umbral del universo
a medida que gira y oscila hacia dentro, hacia fuera,
negándose a cercarnos pero siendo
lo único que vemos? El amor una vez

Pero el aspecto
que algunos portan como señal hace
que deseemos seguir avanzando sin prestar
atención a la aparente ingenuidad del intento,
sin reparar en que ya nadie escucha, pues la luz
ha iluminado sus ojos de una vez por todas
y comparece, incólume, constante anomalía,
despierta y silenciosa. Sobre su superficie
no hay razón especial para que el amor
sea enfocado por esta luz






marianne brandt





autorretrato en espejo convexo iij










Y no puedo explicar el mecanismo de nivelación,
la razón de que todo haya de reducirse a una sola
sustancia uniforme, un magma de interiores.

y mientras el tiempo se acelera hasta que pronto
es mucho más tarde, tan solo averiguar la salida más directa,
la distancia que existe entre nosotros. Hace mucho tiempo
las pruebas esparcidas significaban algo,
los pequeños accidentes y placeres

Que, por supuesto, sabe
que algunas cosas son posibles, pero
no sabe cuáles. Algún día intentaremos
hacer todas las cosas que podamos

(salvo quizás para alumbrarse pálida y casi
invisible, en un ángulo de atención precipitado a la muerte – lo retomo
más tarde). Lo que debiera ser el vaciado de un sueño
se va inundando incesante a medida que se abre
la fuente de los sueños para que este sueño
pueda crecer, florecer como una rosa densa, desmedida,
desafiando leyes, abandonándonos
al despertar y al intento de comenzar a vivir
en lo que ahora es ya un suburbio.

Las formas conservan
una alta proporción de belleza ideal,” porque se nutren
de nuestros sueños, tan vanos hasta que un día
sentimos el vacio que dejaron.

Parecían extraños porque en realidad no podíamos verlos.
Y sólo comprendemos esto en el instante en que se pierden

Las formas conservan una alta proporción de belleza ideal
mientras secretamente hurgan en nuestra idea de distorsión.
¿Por qué no conformarse con este arreglo si en el fondo
los sueños nos prolongan mientras son absorbidos?
sucede una cosa parecida a la vida, un movimiento
que va desde el sueño hasta su codificación.

el rostro
anclado, incólume tras muchos lances, preparado
para enfrentarse a otros, “más ángel que hombre” (Vasari)
Quizás un ángel se parezca a todo
lo que hemos olvidado, quiero decir cosas
olvidadas que nos parecen familiares cuando
las volvemos a ver, irremediablemente perdidas


Lo hemos sorprendido
trabajando, pero no, él nos ha sorprendido
mientras trabaja. El cuadro está casi terminado,